DEVOCIONALES

BRILLAR POR TI

“Jesús contestó: —Mi luz brillará para ustedes solo un poco más de tiempo. Caminen en la luz mientras puedan, para que la oscuridad no los tome por sorpresa, porque los que andan en la oscuridad no pueden ver adónde van. Pongan su confianza en la luz mientras aún haya tiempo; entonces se convertirán en hijos de la luz.”
Juan 12:35 NTV

 

 ¿Te has preguntado qué pasaría si en nuestros días no existiera la luz?

 Tal vez el mundo fuera muy distinto, pero cuando Dios creó la luz, la creó como algo bueno para nuestras vidas. La luz no solamente nos hace ver con claridad nuestro entorno, sino que es una fuente de energía.

 Cuando lo analizamos en un sentido espiritual la Biblia nos enseña a que seamos hijos de luz. Y Jesús mencionó de manera muy enfática «Yo soy la luz del mundo. Si ustedes me siguen, no tendrán que andar en la oscuridad porque tendrán la luz que lleva a la vida»  Juan 8:12 NTV.

 También en Juan 12:44-46 NTV “Jesús le gritó a la multitud: «Si confían en mí, no confían solo en mí, sino también en Dios, quien me envió. Pues, cuando me ven a mí, están viendo al que me envió. Yo he venido como una luz para brillar en este mundo de oscuridad, a fin de que todos los que pongan su confianza en mí no queden más en la oscuridad”.

 Hay una promesa para los hijos de la luz en Apocalipsis 22:5 NTV que dice: “Allí no existirá la noche —no habrá necesidad de la luz de lámparas ni del sol— porque el Señor Dios brillará sobre ellos. Y ellos reinarán por siempre y para
siempre”.

 No tenemos luz propia. La luz que reflejamos es la del Sol de Justicia. Somos como la luna, que brilla debido a que su superficie refleja la luz del Sol. A pesar de que algunas veces parece ser muy brillante, en realidad sólo refleja entre el 3% y 12% de la luz solar que recibe.

 Todo depende de lo cerca que estemos de Dios y de su propósito. La palabra dice: “El camino de los justos es como la del amanecer, que brilla cada vez más hasta que el día alcanza todo su esplendor.” Proverbios 4:18 NTV. Esto nos dice también que nuestro proceso para brillar con la luz de Cristo es progresivo.

 Ahora bien, en Mateo 5:14-16, Jesús nos dijo: “Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de una colina que no puede esconderse. De la misma manera, dejen que sus buenas acciones brillen a la vista de todos, para que todos alaben a su Padre celestial.”

 La pregunta es ¿Cómo podemos Brillar como hijos de Luz?

 

 1. No te escondas:

 Esto es una reacción que todos tenemos por pensar en el rechazo, justificándonos en que nuestra razón de no hablarle a otros es correcta.

 Y no entendemos que desconocemos esta
verdad: los que andan en la oscuridad no pueden ver adónde van y necesitan de una luz para poder ver.

 

 2. Da testimonio:

 Por mucho que veamos insignificante nuestro testimonio, es lo que Dios usa para que muchos crean y le conozcan de manera palpable. Cada acción que hacemos al prójimo es una
muestra del amor de Dios.

 Todo esto tiene un solo objetivo: que todos alaben a su Padre Celestial.

 La gente cree que como estaba en oscuridad no tenía esperanzas, ni tampoco podía tener el brillo de la luz de Jesús en sus vidas, siendo un total engaño, ya que cuando ellos se acercan a su presencia, la oscuridad se irá y pasarán a ser llamados hijos de Dios. Y su testimonio iluminará otras vidas.

 

 Reflexiona:


 ¿Crees que tus acciones están haciendo brillar la luz de Jesús?

 Los que te rodean ¿Te ven como un hijo de luz?

 

 Recuerda:
 

 Sigue llenándote de su luz para que tu vida irradie en otras personas y permita que muchos más lo conozcan. Su palabra dice que: Los sabios resplandecerán tan brillantes como el cielo y quienes conducen a muchos a la justicia brillarán como estrellas para siempre.

 
 Te invito a cantar con nosotros la canción “BRILLAR POR TI” para que sigas brillando a los que te rodean: Puedo brillar siempre, puedo brillar con tu luz, siempre y cuando estés tu…

 

 

 

Esaú Mendoza

Pura Gracia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *