DEVOCIONALES

LO QUE JESÚS VINO A RECUPERAR PARA NOSOTROS

loco seria

1 Juan 5:20 NTV

” Y sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento, para que podamos conocer al Dios verdadero.Y ahora vivimos en comunión con el Dios verdadero porque vivimos en comunión con su Hijo, Jesucristo. Él es el único Dios verdadero y él es la vida eterna”.

 El diablo vino para matar, robar y destruir, pero Jesús vino a la tierra para que tengamos vida en abundancia.

 

  1. JESÚS VINO A DARTE LA PRESENCIA DE DIOS.

 En  los tiempos antiguos la presencia de Dios sólo estaba sobre algunas personas específicas, pero en este tiempo la presencia de Dios quiere estar en todo ser humano que habita en la tierra.

 Hubo un hombre llamado David que fue escogido y ungido por Dios. Un día el pecó e hizo algo incorrecto delante de los ojos de Dios (acostarse con una mujer casada) y sintió como la presencia de Dios se había ido de su vida. 

 Esto hizo que David pasara noches enteras orando, clamando a Dios para que su presencia volviera a él.

 Es muy importante entender que necesitamos a Dios con nosotros, si Dios está en nuestras vidas estamos completos, pero sin Dios no somos nada.

Isaías 41:10 “No tengas miedo, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te daré fuerzas y te ayudaré; te sostendré con mi mano derecha victoriosa.”

 ¿Sabes cuántas veces Dios le dijo a su pueblo, No temas, yo estoy contigo?

 Eso fue en muchas ocasiones.Ya que la presencia de Dios hace que el temor se vaya.

 Cuando experimentamos el amor de Dios, ese amor quita el temor, porque nos sentimos confiados en Dios.

Hebreos 13:5 “No amen el dinero; estén contentos con lo que tienen, pues Dios ha dicho: «Nunca te fallaré. Jamás te abandonaré”

Salmo 4:8 “En paz me acostaré y así mismo dormiré, porque sólo tú me haces vivir confiado”.

Salmo 16:11 “Me mostrarás el camino de la vida, me concederás la alegría de tu presencia y el placer de vivir contigo para siempre.”

¿ Evalúa que te ha estado alejando de la presencia de Dios ?

 

  1. JESÚS VINO A DARNOS UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD.

 Dios es un Dios de amor ,misericordia y segundas oportunidades, que a pesar de que tropezamos el mismo Dios viene y nos levanta.

 Algunos piensan que Dios es aquel que está con un látigo y no es así. Dios nos ama en grande y nos da su perdón a través de su sacrificio.

1 Corintios 1:30 “Dios los ha unido a ustedes con Cristo Jesús. Dios hizo que él fuera la sabiduría misma para nuestro beneficio. Cristo nos hizo justos ante Dios; nos hizo puros y santos y nos liberó del pecado.”

Colosenses 2:13-14 “Ustedes estaban muertos a causa de sus pecados y porque aún no les habían quitado la naturaleza pecaminosa. Entonces Dios les dio vida con Cristo al perdonar todos nuestros pecados. Él anuló el acta con los cargos que había contra nosotros y la eliminó clavándola en la cruz.”

 Debemos cuidar la gracia de Dios, no es tomarla y jugar con esa gracia. Que cada día esté en nuestro corazón no fallarle a Dios y si fallamos podamos reconocer que nos hemos equivocado y hemos pecado.

 

  1. JESÚS VINO A RECUPERAR EL PROPÓSITO QUE ÉL TIENE CON NOSOTROS.

 A veces nos salimos de su propósito, hacemos las cosas a nuestra manera y si queremos recuperar nuestro propósito debemos volvernos de todo corazón a él y colocar nuestros talentos en sus manos para que él haga lo mejor con nuestras vidas.

Efesios 1:11 “Es más, dado que estamos unidos a Cristo, hemos recibido una herencia de parte de Dios, porque él nos eligió de antemano y hace que todas las cosas resulten de acuerdo con su plan.”

 ¿Qué debes dejar a un lado para cumplir el propósito de Dios?

1 Pedro 1:3-4 “Que toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo. Es por su gran misericordia que hemos nacido de nuevo, porque Dios levantó a Jesucristo de los muertos. Ahora vivimos con gran expectación y tenemos una herencia que no tiene precio, una herencia que está reservada en el cielo para ustedes, pura y sin mancha, que no puede cambiar ni deteriorarse.”

 Recuerda que Dios vino a recuperar tu propósito si lo habías perdido.  Él tiene el mejor plan para tu vida y anhela que vuelvas a entrar a su plan.

 

  1. JESÚS VINO A LA TIERRA PARA DERRAMAR DE SU PODER.

 El Señor Jesús antes de ascender a los cielos les dijo a sus discípulos.

Hechos 1:8 “Pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes; y serán mis testigos, y le hablarán a la gente acerca de mí en todas partes: en Jerusalén, por toda Judea, en Samaria y hasta los lugares más lejanos de la tierra.”

 El Señor Jesús vino a derramar su poder para que se cumpla el propósito en nosotros.

 El poder de Dios sobre nosotros es para enfrentar los poderes demoníacos, para hacer cosas mayores, orar por otros y que suceda un milagro. Cosas poderosas quiere Dios hacer con nuestras vidas.

 Debemos buscar cada día más a Dios para que el vaso que somos nosotros se llene más y más de su presencia y podamos vencer cualquier dificultad.

 

 

 Reflexiona: 

 ¿Que has estado haciendo incorrecto que te ha alejado de Dios?

 ¿Cuánto tiempo has estado alejado de la presencia de Dios?

 ¿Cuándo volverás a buscar de su presencia?

 

 

 Recuerda:

 Dios tiene planes contigo, en muchas cosas Dios nos pide renunciar a nuestros planes para hacer su plan. No tengas miedo que mayores son sus planes para tu vida.

 

 

 

Pastor Miguel Osuna