DEVOCIONALES

ORGULLOSO DE TI

Mateo 3:17 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

“Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia”.

 

 En ese momento surgió esa gran voz del cielo, ya que Jesús había obedecido a todo lo que Dios mandaba. Dios estaba totalmente agradado, complacido , orgulloso de los pasos que su hijo estaba dando , cumpliendo con todo lo que ÉL le pedía.

 

 Cuando hablamos sobre el orgullo pensamos en un sentimiento malo , un sentimiento de jactancia que expresa la persona para colocarse o sentirse por encima de los demás.

 

 Pero también existe un orgullo positivo, como por ejemplo: aquel orgullo que siente un hijo por el hogar que tiene, ya que se puede sentir orgulloso de la familia que tiene y le tocó, de aquel orgullo que tiene un esposo(a) de la pareja que tiene , aquel orgullo que  se siente cuando se tiene algún reconocimiento en público o de aquel orgullo que se siente cuando nuestros hijos son los mejores en todo.

 

 Y Dios quiere tener ese orgullo positivo hacia con nosotros, pero para tenerlo muchas veces necesitamos de un esfuerzo de parte de cada uno de nosotros, para que Dios se pueda sentir feliz de lo que hacemos, pensamos, actuamos.

 

 Ahora me gustaría enseñarte 4 cosas que debemos hacer como hijos para que nuestro padre Dios se sienta orgulloso de nosotros: 

 

  1. Sigue enfrentando los desafíos que se te presentan:

 Cuando tienes un desafío Dios quiere que vayas y lo enfrentes , que sigas en la carrera y que lo hagas con entusiasmo , con ánimo y  con fe. Ya que Dios te preparó para estos tiempos y te seguirá preparando para lo retos que han de venir ; así tu padre que está en los cielos se sentirá orgulloso de ti.

Isaías 41:10 (NTV).

10 No tengas miedo, porque yo estoy contigo;
    no te desalientes, porque yo soy tu Dios.
Te daré fuerzas y te ayudaré;
    te sostendré con mi mano derecha victoriosa.

 

  2. Destácate en tus actividades:

 Las actividades como hijos de Dios son (orar, leer la palabra, ser luz, dar testimonio de nuestras vidas, etc…).

 

 Es tiempo de que puedas destacarte con tú padre Dios. Cuando hay una búsqueda verdadera y sincera hacia Dios , Él lo sabe por que conoce la intensión de nuestro corazón y esto a Él lo hace feliz, le complace y le enorgullece.

 

 Esa relación con Dios te dará una  perspectiva diferente de todo. Podrás estar más tranquilo y sentirás la paz de Dios en tu vida y en toda situación.

Salmo 34:4 (NTV).

“Oré al Señor, y él me respondió;
    me libró de todos mis temores”.

 

Jeremías 29:13 (NTV).

Si me buscan de todo corazón, podrán encontrarme”.

 

 

 3. Sigue haciendo tus quehaceres:

 Así como una madre tiene los quehaceres del hogar , también tenemos quehaceres como hijos de Dios. Esos quehaceres serían el predicar y ser luz , pero debemos hacerlo con amor y no por obligación.

 

 Estos tiempos muchas veces se prestan para estar pendiente solo de ti y de tus necesidades, pero no dejes que la situación te abrume, sigue siendo luz. Dios sabe que tienes necesidades y así como Dios viste los lirios del campo y da de comer a las aves del cielo, Él lo hará contigo; pero también los otros tienen necesidad de recibir una palabra de parte de Dios  y para eso estas tú. 

 

 Dios quiere contar contigo en predicar la palabra, hazlo por que esto hará que tu padre se sienta orgulloso de ti.

2 Timoteo 4:2 (NTV).

 ” predica la palabra de Dios. Mantente preparado, sea o no el tiempo oportuno. Corrige, reprende y anima a tu gente con paciencia y buena enseñanza”.

 

 

4. Sigue siendo Obediente: 

 La obediencia a Dios es una actitud que tenemos que aprender a aceptar, ya que no es una cualidad que adquirimos de manera automática cuando nos convertimos en creyentes. Es una cualidad que vamos adquiriendo en el pasar del tiempo con determinación.

 Dios quiere que lo obedezcas en todo , si acatas sus consejos y sus instrucciones , podrás ver grandes cosas en tu vida.

 

Deutoronomio 30:10 (NTV).

“El Señor tu Dios se deleitará en ti si obedeces su voz y cumples los mandatos y los decretos escritos en este libro de instrucción, y si te vuelves al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma”.

 

 

 Reflexiona:

 ¿Has tenido temor en tus nuevos desafíos?

¿Que has hecho para liberarte del temor?

¿Haces tus quehaceres como hijo de Dios?

¿Siempre obedeces a lo que Dios te dice?

 

 Recuerda:

 Jesús hizo lo mejor para enorgullecer a su padre Dios, así que si quieres hacer sentir a tu padre orgullo sigue los pasos de Jesús nuestro ejemplo a seguir.

 

 

 

María del Mar Osuna

Pura Gracia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *