DEVOCIONALES

SUEÑA EN GRANDE

Sueña en grande

 

Salmos 37:4 (NTV)

“Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón.”

 

 Cuando pensamos en los sueños que tenemos es casi inevitable pensar en todas las imposibilidades que parecen limitarnos. Sin embargo, este texto nos muestra un camino para soñar y hacerlo verdaderamente en grande, porque sabemos que en la presencia de Dios nuestra naturaleza es mudada, milagros ocurren y lo que es imposible se ve opacado por la magnitud de su grandeza.

 

 El truco es siempre atreverse, es intentarlo, pero sobre todo es dejarse a la dirección de Dios y creer que El hará que los obstáculos que se presenten queden detrás en el camino mientras que somos vencedores y vemos triunfantes sus promesas cumplidas. 

 

 Es claro que habrá dificultades que enfrentar. Por eso Jesús dijo que en el mundo tendríamos aflicciones pero que confiemos porque él ha vencido el mundo. Y es que el mundo podría luchar en tu contra, pero el llamado de Dios siempre es a perseverar, a ser fuerte y a ser siempre valiente, no porque te sientas capaz siempre sino porque crees en su capacidad de actuar a tu favor.

 

 Saliendo a conquistar nuevos horizontes, nuevos retos, es cuando más he visto el poder de Dios actuar a mi favor. No siempre es fácil, pero no debemos vivir en temor. Sólo a través de nuestro acercamiento al Señor y con nuestra adoración podremos siempre vencer. 

 

 La canción “Sueña en Grande habla sobre soñar en grande y cuando tengas temor y  dudas siempre de recordar que:

 

 1. El temor está fuera de la naturaleza de Dios. Si me deleito en él, encontraré en su naturaleza la fe para vencer.

 2. En Dios todo es posible. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. El sueño puede parecer sobrepasarme, pero nunca sobrepasará a Dios.

 3. Él sólo espera que me esfuerce y que sea valiente, y él es quien renueva mis fuerzas. 

 4. Debo perseverar, no puedo rendirme, si ya di un paso, sólo debo dar otro y otro hasta que llegue a la meta. ¡Yo doy pasos, El abre el mar!

 

 Recuerda:

 Es el momento de creer, de buscar al Señor con todo el corazón y de soñar sus sueños. Da el paso de fe. Ve tras aquello que sabes que Dios puso en tu corazón. Deja que él venza los obstáculos, él luchará a tu favor, y por favor, ¡nunca te rindas en la búsqueda de los planes de Dios en tu vida!

 

 

 

Michael Osuna

Pura Gracia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *