DEVOCIONALES

TU VOZ

Tu voz

 Apocalipsis 3:20 NTV. “¡Mira! Yo estoy a la puerta y llamo. Si oyes mi voz y abres la puerta, yo entraré y cenaremos juntos como amigos”. Apocalipsis 3:20 NTV

 

 La voz de Dios existe desde mucho antes que naciera la humanidad y ésta habitara en toda la tierra. Fue por la voz de Dios que todo fue creado. Fueron creados los cielos y la tierra, los mares, las plantas, los animales, e incluso la luz fue diseñada al sonido de su voz. Esto nos enseña que la voz de Dios tiene toda autoridad para hacer y deshacer cualquier cosa. 

 

 Cuando la creación escuchó la voz de Dios hizo exactamente lo que él le pedía. Dios quiere que abramos nuestros oídos para percibir su voz en cada detalle de nuestras vidas, en cada tiempo de oración y en las circunstancias que se nos presentan, dado que la voz de Dios nos dará la dirección y los pasos correctos que debemos seguir en nuestras vidas.

 

  Para poder escuchar la voz de Dios en nuestras vidas, debemos:

 

  1. Abrir la puerta: 

 Esto se refiere a abrir la puerta de nuestro corazón, porque a veces la tenemos cerrada a una relación con Dios. El no forzará la puerta de tu corazón, porque él es un caballero y nos deja elegir si le permitimos entrar a nuestras vidas. Abre la puerta para que puedas escuchar con claridad la voz de Dios en tu vida y no haya ninguna interferencia en lo que te quiere decir.

 

 2. Debemos estar en silencio para poder escuchar la voz de Dios:

 Dios sabe todo lo que necesitas, todos tus anhelos, todos tus problemas y todo lo que te preocupa. Él escucha cada palabra que sale de tu boca cuando pides por lo que necesitas, pero para poder escuchar debemos callar. A veces sólo hablamos sin detenernos porque simplemente no queremos escuchar lo que nos dirán. Es tiempo de que calles por unos momentos para que escuches con claridad lo que Dios quiere para ti, bien sea que te guste o no. Sin embargo, recuerda que lo que Dios quiere que hagas siempre será lo mejor para tu vida.

 

 

Reflexiona:

 ¿Has abierto la puerta de tu corazón para escuchar la voz de Dios?

¿Qué cosas no te dejan escuchar la voz de Dios?

¿Cuántas veces te has equivocado por no hacer caso a la voz de Dios?

 

 

Recuerda: 

 La voz de Dios nos afirma, nos da aliento y nos da paz. Cuando logras escuchar la voz de Dios, ella te dará el aliento para seguir tu camino, te dará la paz y la tranquilidad de que él está contigo en cada reto que se te presenta, puesto que vas a tener un guía que te dirá que pasos debes y no debes dar en tu caminar. No tomes decisiones apresuradas, déjate guiar por Dios.

 

 Y recuerda escucha la canción “Tu Voz” que habla sobre como todo fue creado con solo el poder de su voz…

 

 

 

Maria del Mar Osuna

Pura Gracia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *